Capítulo 1: 9 MESES DE EMBARAZO

15 de Nov de 2004

– ¡Bueno! la cosa ya va adelante, si eso, volvéis este jueves y veremos si podemos sacar a la niña…
Una extraña sensación crece en mi estómago como si fuera una magdalena dentro de un horno.
– ¿El jueves?, ¿ya?…

Parecía que nunca iba oírle decir eso al bueno de Enrique, nuestro ginecólogo. Tenía la impresión de que la visita de hoy iba a ser como todas las demás:
– Esta todo perfecto, la niña está de maravilla nos volvemos a ver dentro de un mes, patatín y pata-tan…

Pero no, como dicen en mi pueblo cuando se han repartido todas las cartas: “¡Quaranta a taula!”. Hemos llegado al punto de NO-RETORNO, ¡bueno! ¡mentira! ese punto lo dejamos atrás hace ya meses, hemos llegado al punto de “ENCUENTROS CON LA REALIDAD”.

La verdad es que Rut y yo nos estábamos acostumbrando a llevar a Mar a cuestas dentro de la barriga, tanto, que han habido veces que pensábamos que iba a ser así para el resto de nuestras vidas. ¿Para que querrá salir? ¿Que no está agusto y calentita ahí dentro? ¿Acaso no oye las noticias? IRAK, PALESTINA, BUSH, ZAPATERO, GRAN HERMANO… ¡Uf! yo la verdad es que me lo pensaría dos veces antes de salir. Sacaría una mano fuera para ver la temperatura exterior y me volvería a meter pitando para dentro diciendo: ¡Pues va a a ser que no! Pero está claro que no va a ser así. Está claro que a papá se le acabaron los regalitos estas navidades y que una gordita risueña acaparará la poca atención que antaño le hacían.

Seguro que cuando he dicho “nuestro ginecólogo” y que “Rut y yo nos estábamos acostumbrando a llevar a Mar a cuestas” ese grupo de señoras feministas radicales habrá pensado:
-¡Cómo si fuese a ti al que le hacen la ecografía! – o – ¡Cómo si fueras tu el que llevas a la niña todo el día dentro!

Este es el principal problema que tenemos los padres “metrosexuales” de hoy en día.

A parte de meternos de lleno en un mundo absolutamente desconocido para nosotros, nos toca luchar contra las mentalidades conservadoras que se empeñan en restar importancia a la imagen del padre durante el embarazo y el parto (ver artículo: La importante labor del padre durante el parto). No os imagináis la de conceptos nuevos que estoy aprendiendo.

Ahora, en mis conversaciones habituales aparecen con toda fluidez términos como:

MAXI-COSI

Es parecido al cuco, pero de una marca concreta y para el coche.

CAPA DE BAÑO

Una toalla con capucha.

Arrullo

Jamás confundirlo con una simple toalla (es como una manta).

CAMISA DE BATISTA

¡Ojo! Los botones van detrás.

BODY

En nuestra sección de Ideas para regalar a bebés de padres primerizos encontrareis algunos muy chulos.

BUZO

Como un saco, pero con piernas.

Patucos o peúcos

¡Ojo! Precio inversamente proporcional a su tamaño.

ESPONJAS MARINAS

…y ¿No vale una esponja normal? pues no, parece que no.

… y otras un poco más atrevidas como:
Oxitocina, Ecografía vaginal, tapón mucoso, sacaleches… ¡Uff! me acaba de entrar un escalofrío. Creo que voy a dejar de listar cosas atrevidas. ¡Brrr!

Sin ir más lejos, ayer una amiga nos hablaba tranquilamente sobre las ventajas del sacaleches “SPENGLER“, que era el mejor de los que había probado hasta el momento, pues no le irritaba tanto los pezones como el de la marca “Suaviflex”…
Yo me imaginé al fenómeno sacaleches Spengler envasando la leche ya pausterizada en cómodos tetrabriks individuales… ¿Existe el saca-leches de verdad? (Nota mental: Apuntar “sacaleches spengler” a nuestra lista de artilugios que comprar).

Os recomiendo encarecidamente que perdáis unas horas en disfrutar de la experiencia inolvidable de sumergirse en el maravilloso mundo de “RENATAL“, donde todo es imprescindible, maravilloso y de vital necesidad para la supervivencia de tu bebé a un precio de risa. ¡ja,ja,ja que risa tía Felisa! unos peuquitos de 2 cm por sólo 23,5 Euros ¡Que no pare la fiesta!

Para despedirme aprovecharé una adivinanza que se le ocurrió ayer al tío Tomás:

– Se abre el telón y aparece Rut embarazada mirando al horizonte.

¿Cómo se llama la película?
(respuesta más abajo)

 

 

 

 

 

 

– Respuesta: “MAR ADENTRO”

(———–> Risas aquí)

Para los que no se han reído: A mi hija la llamaremos Mar.

(Ahora lo coges, no?)

Memorias de un padre primerizo
Extracto del libro: “Memorias de un padre primerizo”. Editorial Círculo Rojo. Texto y dibujos originales de Rafa Esteve. Todos los derechos reservados. - 52 páginas y 12 ilustraciones.

Tapa Blanda

10€

Gastos de envío + dedicatoria incluidos
COMPRAR AQUÍ

e-book

2,85€

DESCARGAR AQUÍ