Las tazas son un regalo muy bien recibido por cualquier padre primerizo. El café, té o whisky son habituales en las rutinas diarias de cualquier padre. Levántate de la cama con una sonrisa. 🙂