Donde comen dos también comen tres, es cierto, pero también es cierto que no podrán comer la misma cantidad. Las finanzas domésticas son matemáticas y todo el que diga lo contrario te está engañando. Es cierto que si has preparado lentejas para comer y viene un amigo por sorpresa puedes sacar un plato más de la olla o repartir la comida de todos los platos para conseguir otra ración, pero esto no funciona con los bebés, pues no son un invitado que viene a comer y se va. Se trata de un familiar que ha venido a quedarse para rato, probablemente para quedarse con vosotros el resto de vuestras vidas.

La llegada de un bebé supone un gran gasto para cualquier familia, independientemente de la situación económica que se disponga anteriormente a su llegada. Por ello os dejo a continuación algunos consejos que os ayudarán a evitar que el nuevo miembro de la familia se convierta en una ruina para la misma.

Pide, no dejes que te regalen

Existen fechas ineludibles para que tus familiares y amigos se sientan en la obligación de hacerle a la criatura algún tipo de regalo. En este tipo de ocasiones, al igual que sucede en las bodas, tenéis tres opciones:

  1. No hacer nada y esperar a que cada uno os regale lo que más le apetezca en el momento. Esta, desde mi punto de vista es la opción menos recomendable, ya que os podéis encontrar con gran cantidad de productos que cumplan cualquiera de las siguientes premisas o incluso las tres a la vez:
    • Que no os guste a vosotros. Por ejemplo el típico vestido con puntillas cuando tú y tu pareja las odiáis a muerte.
    • Que no le venga bien al bebé . Por ejemplo el típico vestidito playero que le empieza a venir bien al bebé en Diciembre.
    • Que no os haga ninguna falta. Por ejemplo, un gorro de invierno con forma de vaca. ¡Atención! Si además decís que os gusta el regalo podéis crear precedente y hacer que a partir de este momento todo el mundo os empiece a regalar cosas con forma de vaca. ¿No dijiste que te gustaban las vacas?
  2. Repartir un número de cuenta como se ha llegado a aceptar socialmente en las bodas. Esta sin duda sería la mejor opción, pues podrías comprar lo que realmente os apeteciera ¡Incluso os podríais regalar un fin de semana de spa para vosotros! Lo malo es que aún no está del todo bien vista. Pero todo llegará.
  3. Hacer una lista de bod… digo… ¡Una lista para el bebé! Lo más sensato es perder la vergüenza a pedir y buscar a un familiar o amigo responsable que se encargue de repartir la lista de regalos entre los asistentes a la celebración. De esta manera, podéis permitiros, por ejemplo, que entre todo un grupo de amigos os regalen el carrito que os gusta o la bañerita Spengler con cambiador anatómico incluido. De esta manera, sin duda, haréis un gran favor a más de uno facilitándole la elección del regalo.

Pierde el miedo a las cosas usadas

Es normal que siendo primerizos deseemos que nuestro primer hijo estrene todos y cada uno de los artículos que tengan contacto con su piel. Tenemos la extraña sensación de ir a defraudarlo o crearle un trauma si no lo hacemos. Encima nuestro entorno no nos ayuda en absoluto, pues parece que haya una competición entre los padres a ver quien tiene el carrito más nuevo o la cuna más molona. Nos encanta estar a la última y con nuestros hijos no queremos ser menos. Sin embargo, cuando pasa el tiempo nos damos cuenta de que al bebé le da absolutamente igual y que lo único que se ha resentido es nuestro bolsillo o el de nuestros familiares y amigos. Estamos rodeados, en la mayoría de ocasiones, de amigos, familiares y conocidos que han dejado atrás la crianza de bebés y que seguro se encuentran ansiosos de vaciar sus armarios y sus trasteros de cosas que por seguro puedes aprovechar.

Por otro lado están proliferando por todas las ciudades, las tiendas que venden artículos de bebé de segunda mano a precios muy interesantes.

¡Pierdele el miedo a los productos usados! A la larga tu bolsillo lo agradecerá.

Piensa en sus hermanitos

Sé que aún es pronto para pensarlo y que quizás ni te lo hayas planteado, pero detente y piénsalo solo unos segundos: ¿Le vas a dar hermanitos a tu hijo? Si después del primer bebé no os habéis practicado la ligadura de trompas o la vasectomía quiere decir que habéis dejado la puerta abierta para la llegada, más tarde o más temprano de un posible hermanito ¿no es así? Si este vuestro caso os recomiendo parar a pensar un poco a la hora de adquirir cierto tipo de productos que suponen un elevado coste y que algún día, un posible hermanito o hermanita podría heredar simplemente por haber tomado la decisión de elegir un modelo unisex. Algunos de estos artículos podrían ser: carritos, cunas, bicicletas, sacos de dormir, buzos, patines… Con esta opción no solo conseguiremos ahorrar sino que además esquivaremos el tópico de que las niñas tienen que ir de rosa y los niños de azul.

Busca en Internet

Hoy en día, gracias a Internet, podemos tener acceso a gran cantidad de información sobre la temática de los bebés en blogs y sitios web especializados. Gracias a ellos podemos conocer la opinión de otros padres sobre el producto que queremos comprar, la valoración que le otorgan tras su uso o posibles recomendaciones de otro producto similar y con mejores prestaciones.  Se podría decir que el 100% de los artículos que necesitamos para gestionar a nuestros bebés se pueden adquirir en cuestión de segundos con cualquier dispositivo conectado a la red y en la mayoría de ocasiones a mejores precios que en las tiendas físicas. Por supuesto, perderemos la calidez del trato humano y en ocasiones, nos sentiremos decepcionados al no ser exactamente el artículo recibido tal y como nos lo imaginábamos.

Dicen que si una persona fumadora ahorrara todo el dinero que se gasta a diario en tabaco, podría terminar comprándose un deportivo ¡Imaginad lo que podríais comprar si os ahorrarais todos los productos para el bebé! Sinceramente creo que cuando más tienes más gastas, y esto termina siendo como el cuento de la lechera, pues yo no he fumado en mi vida, y os aseguro que no tengo un deportivo aparcado en el garaje.

Guía urgente del padre primerizo

Extracto del libro: “Guía urgente para el padre primerizo”.
Editorial Larousse. Texto y dibujos originales de Rafa Esteve. Todos los derechos reservados.
- 197 páginas y 32 ilustraciones.

Libro tapa blanda

14,86€

e-book

8,07€

0