Imagina por un momento que pudieras disponer de un juego de Lego que te permitiera construir Robots Gigantes tan altos como un edificio de 13 plantas. Robots gigantes con la posibilidad de lanzar flechas incendiarias, escupir lava o detonar cartuchos de TNT…
Estas son algunas de las infinitas posibilidades que tiene el juego de Minecraft.

 

He aprovechado las vacaciones de verano para seguir fabricando robots asesinos con mi hijo. Esta vez lo he dejado todo en sus manos, y yo simplemente le he ayudado a la hora de grabar el “GamePlay”.

Como siempre, Leo ha comenzado el trabajo diseñando el Robot Gigante sobre papel. En color rojo marcó las conexiones de Redstone que iba a utilizar para hacer que el armamento del Robot funcionara correctamente: Flechas normales, flechas incendiarias, flechas “especiales”, lava y TNT… ¡La verdad es que no tenía mala pinta!

Una vez el plano de fabricación estuvo claro, se sentó a trabajar frente al ordenador y en un par de horas lo tenía terminado. La verdad es que no tengo demasiado claro como se las ingenió para construirlo, pero me sorprendió ver que el sistema que hace que las flechas salgan ardiendo, pues consiste en hacerles atravesar una capa de lava nada más salen al exterior.

A continuación os dejo el “GamePlay” que hicimos juntos (pues necesitaba de un ayudante para ir activando los mecanismos del Robot).

La verdad es que no me acaba de gustar la actitud y la forma de comportarse de algunos de los Youtubers que sigue mi hijo. Aunque he de reconocer, que si algo nos están enseñando a todos, es que es posible ganar dinero y vivir haciendo lo que realmente te gusta. ¡Aunque se trate de jugar a los video juegos!

Por ese motivo, he decido ayudar a mi hijo a crearse su propio canal de Youtube. Entre otras cosas para que entienda y comprenda, que ser Youtuber no es nada fácil, y puede ser igual de difícil que convertirse en futbolista de primera o actor de cine, pues aunque parezca un trabajo fácil, hay que tener la capacidad, entre otras cosas:

  • De hablar en público o a una cámara (no a todo el mundo se le da bien hacerlo a la vez que juega)
  • De editar vídeos de manera ágil y subirlos a Youtube.
  • De conseguir miles de seguidores que te permitan rentabilizar una cuenta.

Y la verdad es que bien pensado, nada de esto le va a venir mal aprenderlo para su futuro. De manera que si os apetece visitar el canal de LEOMAN10 podéis hacerlo, y de paso, ayudarle a hacer crecer los 9 suscriptores que tiene. ¡jajaja!
Como dicen los Youtubers:

¡No os olvidéis de darle al like y suscribiros!

¿Quien sabe? Igual tenemos un futuro VEGETA777 en la familia 😉