De camino al colegio con mi hijo, en un día de mucho, mucho frío, nos encontramos con un pequeño charco helado (algo poco habitual aquí cerca de la costa)…
Bueno, por lo menos tiene «oído» para los idiomas!

0